martes, 30 de noviembre de 2010

Si llegas por primera vez a este blog

Si llegas aquí por primera vez, lee el texto en la columna de la derecha, que explica cómo funciona este blog. Los "vínculos re-evolucionarios" se hallan en la columna derecha, más abajo y son la parte más importante de esta iniciativa.

Si quieres leer el blog, pasa directamente a leer "La VERDAD ABSOLUTA, final y completa, a su alcance", saltando las entradas entre medio.

IMPORTANT: Do not use any automatic translators here. It will ruin your understanding of the thing. Either be well versed in spanish or go to Southern Central and wait while we translate there.

In fact, we have a totally diferent and specific selection of links in english version, including "9/11 the truth"...

You can find "Southern Central" in the "re-evolutionary links" by the right column and a bit downwards.

martes, 16 de noviembre de 2010

La Central del Sur Extendida comienza a construirse

Saludos. He comenzado a elaborar temas más específicos en La Central del Sur Extendida.
La encontrarán también como vínculo número dos de los re-evolucionarios.

Índice al 24/11/2010:
El diálogo y las tres vías de la gobernabilidad
Hotmail no cierra o la política del miedo
La noósfera o "red neural de Gaia"
El orden natural de la sociedad
La identidad personal, el servicio planetario y la felicidad eterna
La nueva pedagogía 3000
Carta a las mujeres feministas
Sobre el uso de la violencia con fines pacíficos
Felicidad interminable ¿es posible?
El amor de los seres multidimensionales
La organización geopolítica
Filosofía Política: El sueño de la falsa independencia

sábado, 6 de noviembre de 2010

viernes, 5 de noviembre de 2010

La VERDAD ABSOLUTA, final y completa, a su alcance

Tengo para ti una propuesta que puede revolucionar el mundo entero, porque todo "empieza por casa". Se trata de un recorrido que te hará comprender "la verdad absoluta" de una manera completa y sin errores. Simplemente debes seguir el recorrido que te propongo.


Antes de leer esta entrada, es necesario que leas todas las otras. De otro modo, no comprenderás o lo harás mal. Lee las entradas de noviembre, desde la más inferior de la página, avanzando hacia arriba, una por una. No necesitas leer las entradas de octubre (que son muy interesantes), pero sí las anteriores de noviembre. Al terminar el recorrido, puedes leer "Qué enseña mi maestro", que está arriba de esta entrada.

---------------------------------------------------------------------------------------

Mi maestro Prabhupada es teísta, él da el conocimiento y amor al Uno como principal.

Yo, que soy discípulo suyo, les doy la Verdad Final y Completa:

"El Absoluto es Nadie, Todos y Uno, y el Amor que hay entre ellos. En última instancia, Todos somos Uno, excepto Nadie, quien no es."

"Uno hay omnipotente y omnisciente, Bhagavan, quien tiene las seis opulencias en pleno y numerosas bellas cualidades. Él parece ser la fuente de todos; pero la fuente de todos es Nadie"

"No hay ninguna contradicción entre Uno y Nadie. Todo lo que Uno quiere, Nadie se lo da. Nadie no quiere nada. Por Amor a Uno, le da todo"

"Todos nosotros somos partes del Todos, y somos expansiones diversificadas del Uno, quien se expandió en Nosotros para disfrutar de infinitos pasatiempos y aventuras"

"Fue necesario que hiciéramos este viaje por la materia para que aprendiéramos a dominar la ilusión. Dominar la ilusión significa entregarse a ella con confianza y amor, tal como un hijo se entrega a su madre."

"La entrega es la Verdad última de toda religión. Es el versículo último del Bhagavad Gita. Tú puedes entregarte a tu Madre, a tu Padre, a tu Dios, a Todos, al Universo, a Nadie, TAN SÓLO ENTRÉGATE."

"Cuando te hayas entregado por completo, te volverás infalible, y tendrás tu omnipotencia acotada y tu omnisciencia acotada, y por sobre todas las cosas, experimentarás el Amor en oleadas cada vez más y más expansivas y poderosas."
 
"La verdadera entrega significa entregarse a un genuino maestro de conciencia. Sólo tú sabes quién es tu maestro, no le preguntes a nadie, simplemente ve, reconócelo y entrégate a sus pies de loto. Luego haz todo lo que te indique, sin poner ninguna excusa. Éste es el modo como el Absoluto quiere que lo hagas."

Los obstáculos para la liberación de la ilusión

"...No debemos solamente quedarnos sentados en un compartimiento confortable; debemos ver si nuestro vehículo se está moviendo o no hacia su verdadero destino. No lograremos un beneficio final haciendo que el cuerpo material se sienta cómodo, si olvidamos la necesidad primordial de la vida, que consiste en recobrar nuestra identidad espiritual perdida. El barco de la vida humana está construido de manera tal que debe moverse hacia un destino espiritual. Desgraciadamente, este cuerpo está anclado a la conciencia mundana por medio de cinco fuertes cadenas, que son: (1) el apego de la entidad viviente al cuerpo material por ignorar las cuestiones espirituales, (2) el apego a los parientes debido a las relaciones corporales, (3) el apego a la tierra natal y a las posesiones materiales,  como la casa, el mobiliario, las propiedades, las fincas, los documentos de negocios, etc., (4) el apego a la ciencia material, la cual es siempre un misterio por falta de conocimiento espiritual, y (5) el apego a formas religiosas y ritos sagrados..."

Srila Prabhupada, "La ciencia de la autorrealización" Capítulo 1.

Muchos pensarán que no está bien decir que uno debe abandonar la familia, por ejemplo. Eso sería un mal entendimiento, pues no es eso lo que está dicho en el texto. ¿Por qué el maestro habla aquí de estos "apegos"?
Apego significa que hay confusión. ¿Que confusión? Que yo creo lo que no soy y que no creo lo que sí soy.
¿Qué es lo que no soy? Yo no soy este cuerpo material, yo no soy nada que esté relacionado con este cuerpo material: ni posesiones, ni parientes (que son una especie de posesión), ni ciencia "material" (porque existe una ciencia espiritual que explica perfectamente cómo funciona el universo), ni formas o ritos religiosos, porque existe la verdadera "re-ligión" (volver a unir) y las falsas religiones (formas y ritos).
¿Qué es lo que sí soy? Yo soy una parte del TodoS, yo soy un ser amoroso, yo soy amor en acción, es decir servicio, yo soy pues, un servidor. Ésta es la única realidad: Yo soy un servidor.
¿De quién soy servidor? Soy servidor del Absoluto en sus tres formas: Nadie, Todos y Uno.
Los distintos maestros que presento en la columna a la derecha a través de los vínculos re-evolucionarios presentan estos diversos aspectos del Absoluto: Nadie (el Tao por ejemplo), Todos (los cultos impersonalistas que te enseñan a decir "Yo soy") y Uno (religiones y teísmos).
Entonces, apego significa amor por esta realidad falsa que es el mundo material. Y eso es en última instancia el verdadero significado de la palabra "ilusión" o de la Matrix: todo se resume en un amor equivocado.

Quién es un maestro (explicado)

Voy a repetir parte de una entrada anterior, muy importante, puesto que he mencionado recientemente la necesidad de encontrar una guía o maestro. Ésta es una guía de bajo qué criterios seleccionar tal maestro. Tú eres libre de adoptar estos criterios o no.


El Bhagavad-Gita explica las características de tales maestros en los versos 55-58 del capítulo 2:


"...se dice que un hombre se halla en estado de conciencia trascendental pura, cuando abandona todas las variedades de deseos de complacer los sentidos, deseos que surgen de la invención mental, y cuando su mente, purificada de ese modo, encuentra satisfacción únicamente en el ser."

"Aquél cuya mente no se perturba ni siquiera en medio de las tres clases de sufrimientos, ni se alboroza en los momentos de felicidad, y que está libre de apego, temor e ira, se dice que es un sabio de mente estable."

"En el mundo material, aquél a quien no lo afecta ningún bien o mal que pueda obtener, y que ni lo alaba ni lo desprecia, tiene firmemente en su posesión el conocimiento perfecto."

"Aquél que es capaz de apartar los sentidos de los objetos de los sentidos, tal como la tortuga guarda las extremidades dentro del caparazón, tiene firmemente en su posesión el conocimiento perfecto."

Otro criterio para saber quién es un maestro verdadero, es que tal maestro simplemente tiene éxito en lo que emprende. Si un maestro termina por ejemplo en la cárcel, no es un verdadero maestro. Si un maestro sufre graves dolencias, tales como cáncer y no reniega de ello, pero su obra continúa y tiene éxito, es un verdadero maestro. Pero si su obra se viene abajo, entonces no es un verdadero maestro. Si los discípulos del maestro tienen éxito y alcanzan las cualidades descritas en los anteriores versos, entonces es un maestro verdadero. Si sus discípulos fracasan en obtener dichas cualidades, entonces es un falso maestro.

¿Por qué dicen lo que dicen las citas anteriores? ¿No es un poco "represivo" todo eso de abandonar el deseo?
Debemos distinguir el deseo del simple querer algo. El deseo es la fuerza más poderosa de este mundo, más que los pensamientos y más que la acción misma. ¿Por qué es así? Porque el deseo es exactamente lo contrario del Amor. El amor es la fuerza más poderosa del "mundo espiritual" o mundo ideal. Como todo en este mundo, el deseo es una perversión o reflejo distorsionado del amor.

El amor es dar. El deseo es pedir, reclamar.
El amor es no pedir, no reclamar. El deseo es no dar.
El amor se muestra voluntariamente de manera práctica. El deseo nos exige su práctica y nos encadena a ella.
El amor siempre es de a dos, aunque parezca haber uno solo. El deseo siempre es de uno solo, aunque parezca haber dos.

Primeramente el deseo debe ser vencido y controlado, si es que uno desea conocer lo que es el verdadero amor recíproco, el verdadero amor de a dos.

El deseo tiene muchas ramas, a saber: la lengua que habla y gusta, el estómago que come, el órgano sexual y las zonas erógenas, que reclaman estimulación y alivio, La ira que es la resultante de la frustración del deseo, y finalmente la invención mental que es la actividad descontrolada de la mente.

Todas estas formas del deseo sin control son la causa de nuestro sufrimiento.
Si uno logra dominar estos deseos, encuentra la paz, que es la plataforma de la felicidad.
Si uno encuentra la paz, ha encontrado la punta del hilo de quien realmente es.
Si uno descubre quién es realmente, quiere decir que conoce la realidad y ya no está ilusionado.
Si uno no está ilusionado, como dice el Upadesamrita, "Nectar de la instrucción":

"...puede hacer discípulos en todo el mundo." (Mantra 1)

La ciencia (en palabras de Einstein)

"La Ciencia es una tentativa en el sentido de lograr que la caótica diversidad de nuestras experiencias sensoriales corresponda a un sistema de pensamiento lógicamente ordenado."

En otras palabras, la ciencia no sabe la verdad acerca de la realidad, es sólo una posible lectura, tal como el pensamiento mítico-mágico es otra posible lectura.

"La realidad es simplemente una ilusión, aunque muy persistente."


O sea que Einstein ya lo sabía, ¡mirá vos!


"Hasta donde la ley de las matemáticas se refiere a la realidad, esta no es exacta; y cuando las leyes de la matemática son exactas, estas no se refieren a la realidad."


Las matemáticas no son absolutas...


"La ciencia sin religión está coja y la religión sin ciencia está ciega."

Curiosa frase, me recuerda la de mi maestro: "Estados Unidos es un ciego y la India un cojo. Si uniéramos ambos, cambiaría el mundo totalmente". Nótese, que está invertido (tomando USA por la ciencia e India por la religión). Cuestión de puntos de vista, supongo... ¿o no?

¿usted qué opina?

(Tomados del sitio "Humanismo y conectividad", cuyo vínculo encontrarán a la derecha en la lista de vínculos, allí hay mucho más Einstein).

jueves, 4 de noviembre de 2010

Todo acerca de la ilusión y algo acerca del mundo perfecto.

La ilusión, o Maya, la Matrix, tiene dos rostros, o en otras palabras, existen dos poderes de ilusión.
El segundo se llama Maha Maya y manifiesta este mundo material donde ahora tú y yo estamos, lector.
El primero se llama Yoga Maya y manifiesta el llamado mundo "espiritual" o mundos espirituales.
Ya he hablado de los mundos material y espiritual, lo haré de nuevo y de manera más completa para que no tengan que saltar mucho entre entradas.

El mundo material, este mundo, tiene por característica principal que todo es decadente. Todo tiene comienzo, duración intermedia y fin. En medio están las enfermedades y la vejez. Estos cuatro elementos son las "cuatro causas del sufrimiento material". Hay otras causas, como los fenómenos naturales (tormentas, etc.), el choque de intereses, etc.
Pero nacimiento, enfermedades, vejez y muerte tienen por característica que no pueden ser destruidos ni detenidos. Solamente pueden ser aplazados, en el caso de la vejez y la muerte, o aliviados, en el caso de la enfermedad, y ello no siempre, más bien azarosamente.
Es por todo ello que, la característica más importante para nosotros de este mundo es que en él se obtiene una sucesión de períodos cíclicos o azarosos de felicidad y sufrimiento. Para esta definición, estoy usando "felicidad" en el sentido de obtener lo que se desea y "sufrimiento" como obtener lo que no se desea. E incluso lo que se obtiene, no es de la magnitud que nos imaginamos, sino que podría ser calificado como un mero alivio a la situación general de sufrimiento…

Existe una ley que regula todo esto de manera individual, es la ley de la naturaleza o justicia natural y se llama ley de acción-reacción o karma. Ya la conocen. Es tan intrincada que es imposible describirla o calcularla, sólo un Ser Absoluto podría hacerlo. Esa ley por ser natural es impersonal y en ese sentido no es caprichosa ni injusta ni tiene misericordia alguna. Se cumple o se cumple. No importa si tú la conoces o no, o si crees que la dominas o no. Si tú actúas, recibirás la misma energía que emitiste de regreso, te harán lo que tú hiciste. Esta ley se aplica a todas las entidades vivientes, desde las plantas hasta los dioses (suponiendo que existen los dioses).
Ya he dicho que se aplica individualmente. No existe tal cosa como un "karma colectivo" o en otras palabras "pecado original" que se aplique a todos por causa de uno. NO: cada quien genera su propio destino y el de nadie más.
TODOS los seres están sujetos a esta ley. Es una Justicia tan perfecta, que incluso (si existiera) la Suprema Personalidad de Dios, el Dios final y omnipotente y sin causa, Él se ha sujetado a esta ley. En otra ocasión explicaré esto, porque es muy largo de explicar; pero básicamente él lo hace así porque si no, Él sería parcial para consigo mismo, dando un mal ejemplo de inijusticia…

El mundo espiritual es todo lo contrario a este mundo material. Es el mundo ideal, perfecto, donde todo es eterno, donde no hay ningún sufrimiento sino por el contrario, uno vive en constante dicha o bienaventuranza y tiene además momentos de verdadero éxtasis. Y, para cuando uno arriba a él, uno tiene todo el conocimiento que necesita para ser feliz, ni más ni menos. Uno también llega a este mundo con suficiente conocimiento como para no volver jamás a caer en ilusión "material".

El karma funciona también en el mundo espiritual, pero debido al estado de conciencia de sus habitantes, éstos jamás sufren malas reacciones, pues son infalibles y obran siempre correctamente y jamás incorrectamente. Ese estado de infalibilidad es lo que obtendremos al llegar a esta existencia espiritual. Tal infalibilidad puede ser también vivida en el seno del mundo material, cuando el alma o persona se ha purificado adecuadamente. El Bhagavad-Gita establece esto último.

El estado de conocimiento que uno tiene en el mundo espiritual se denomina "omnisciencia acotada" y el poder que uno tiene allí "omnipotencia acotada". Lo de "acotado" significa que uno es omnisciente en la medida que es necesario, y lo mismo en cuanto a poder: uno es omnipotente en su área específica de acción.

Las tradiciones teístas establecen que existe Uno que es absolutamente omnipotente, es decir omnipotente en todo sentido y área. Y que es absolutamente omnisciente. Este Uno es enteramente espiritual y jamás cae en ilusión ni obtiene cuerpo material. Por supuesto, siendo omnipotente, Él podría fingir estar ilusionado y nadie podría darse cuenta, ni siquiera la ilusión o Maya, quien está bajo su poder. Este Uno, se dice que desciende a este mundo periódicamente para realizar diversos fines y ocupaciones, en su forma original o en formas derivadas, llamadas "avataras"… No diré más sobre Él.

En el mundo espiritual, tendremos nuestros "cuerpos espirituales", que no son como estos cuerpos materiales, compuestos de venas, líquidos y cosas así. Tienen ciertas características pero yo aún no las conozco tanto como para largarme a hablar acerca de ello. El mundo espiritual está lleno de actividades deleitosas, divertidas, amorosas, pacíficas, y un sinfín de cualidades muy atractivas para todos. En el mundo espiritual también existen la trampa, engaño, el robo y demás, pero allí todo está tan bien organizado, que todos disfrutan todo el tiempo. Lo que no existe es la agresión o la muerte, nada relacionado con el nacimiento, enfermedad, vejez o muerte. Aún así, se explica que la variedad del mundo espiritual es mayor que la del mundo material. Para entender esto debe considerarse que existen innumerables planetas, todos diferentes, en el universo espiritual, hacia los cuales están fluyendo personas constantemente, cada vez que terminan su ciclo en el mundo material. De ese modo, la expansión del mundo espiritual es dinámica e inagotable.

El mundo espiritual es también una ilusión o Matrix. La ilusión funciona concediéndonos nuestros deseos, en la medida que son aprobados por quien es la fuente de todo (incluso de la ilusión). No es que nosotros controlamos o llegaremos a controlar la ilusión, sino que nosotros estamos y estaremos siempre bajo una situación de ilusión, en la medida que "existamos". Eso es porque no hay otra forma de "existir". Para quienes esto no es agradable, es posible simplemente, dejar de existir, pero ello implica la extinción de la conciencia individual, la cual retorna al Uno.

Para quienes aceptan la existencia como lo que es, un estar en ilusión, el mundo espiritual es el verdadero "paraíso", "cielo" o "mundo ideal" o "utopía". Está perfectamente organizado para una eterna y completa felicidad para todos. Parte del secreto consiste en aceptar el estado de ilusión. Luchar contra la ilusión es inútil, porque es luchar contra la existencia misma.

La ilusión no es nuestro enemigo ni nuestro carcelero, es nuestra madre.

En el mundo material:
Como buena madre, ella a veces nos da lo que queremos, en cierta medida, y a veces frustra nuestros deseos por ser inapropiados. El sufrimiento es la no aceptación de la frustración o de lo obtenido, la rebeldía contra ello, protesta, queja, proyección y todo ese acervo de mecanismos de nuestra mente para renegar de lo que la ilusión nos ofrece. También cuando uno hace las cosas realmente mal, por el karma uno debe sufrir terribles situaciones simplemente por haber hecho lo mismo a otros previamente, quizás en una vida anterior.

Siguiendo al Bhagavad-Gita, aceptar lo que se obtiene sin esfuerzo y no desear lo que no se tiene, es el secreto de la paz en este mundo. No es el secreto del éxtasis o la felicidad, pero es el secreto de esa felicidad llamada paz. El grado más básico de felicidad.

En el mundo espiritual:
Allí todo el mundo acepta la ilusión, de hecho ni siquiera saben que están en ilusión y si lo supieran, no les importaría. Su interés está totalmente en otra cosa. Su único interés es amar. Amar de maneras prácticas y efectivas. Por ello no hay conflicto con la ilusión en el mundo espiritual y por ello no hay sufrimiento. En otras palabras, hay aceptación.
Y muchas otras cosas, como agradecimiento, respeto, diversión, éxtasis, etc…

Seguiremos en otra entrada.

Cómo liberarse de la ilusión (1)

Para liberarse de la ilusión se debe seguir este método:

1) Reconocer que estoy ilusionado, que no tengo poder de ilusión y que más bien la ilusión tiene poder sobre mí. Para entender este punto leer "La VERDAD acerca de la creación y la ilusión".

2) Reconocer que, si estoy ilusionado, entonces todo lo que creo puede o no ser cierto. En esta situación de confusión o no saber qué hacer, lo racional sería acudir a alguien por ayuda. Entonces, el segundo paso es reconocer que necesito a otro para que me ayude a salir de la ilusión, alguien que sepa cómo salir de la ilusión.

3) Buscar y discernir con mi inteligencia y mi corazón, quién es la persona apropiada para ser mi guía para salir de la ilusión. Existen muchas opciones disponibles, personas a quienes les agrada ser maestros y guías. Elige uno de ellos, pero ten en cuenta que muchos de ellos están total o parcialmente ilusionados y por lo tanto, muchos de ellos no son buenos guías para salir de la ilusión.

4) Cuando escribo estos textos, yo no estoy ilusionado, puedes confiar en mí. Yo no quiero ser tu guía para salir de la ilusión. Para eso debes buscar otra persona. Puedes empezar por los vínculos a los sitios y blogs re-evolucionarios que hay en la columna de la derecha de mi blog. También puedes buscar por ti mismo en tu vida "real" en vez de Internet. Yo no garantizo que los vínculos sean maestros no ilusionados, pero he trabajado mucho leyendo y seleccionando los sitios vinculados.

5) Cuando hallas elegido tu maestro, debes hacer lo que él te pida. Cada maestro tiene un estilo y una visión diferente, y aún así muchos de ellos ya están preparados o estarán preparados para librarte de la ilusión. Recuerda: debes hacer lo que él te pida o indique. No se trata de que creas o no creas en lo que te dice, sino de que HAGAS lo que te dice.

6) Yo también tengo mi maestro. De hecho hay una entrada en este blog que te guía hacia lo que él me ha enseñado.

7) Resumiendo: Acepta que eres limitado y que estás bajo el poder de la ilusión. Busca un maestro o guía que te ayude a liberarte de la ilusión. Haz lo que él te indique.

La VERDAD sobre la creación y la ilusión

Juan y María están en la misma habitación. Juan desea un mundo rockero y áspero, María un mundo romántico y suave…


¿Cuál crees que será el resultado en el "mundo exterior"?

Respuesta:

Todo es ilusión, pero no es nuestra ilusión.
Todo es realidad. Nuestra es la ilusión.
La realidad es la realidad. Nuestra percepción es ilusión.
Nuestro deseo NO crea la realidad. La realidad es creada por el Uno.
Nosotros somos parte y provenimos del Uno, o también, nosotros somos parte y provenimos de Nadie. Cualquiera de las dos versiones es correcta.
Todos nosotros somos Todos.
Todos somos uno, pero no todos somos el Uno.
Uno hay uno sólo. Como su nombre indica: "Uno".
No dos, ni muchos, ni todos, sino Uno.

Hay estos tres absolutos: Nadie, Todos y Uno.

El Uno es "la más perfecta creación del Padre".
Nosotros no somos el Uno, sino partes suyas, o partes del Padre. Ambas versiones son correctas.
El Uno es el Amor.
No hay Amor donde hay sólo uno. Por eso, hay Dos. Entre dos, hay Amor.
Hay infinitas combinaciones de a dos.
Amor y Odio son dos.
A veces, entre dos hay Odio, a veces hay Amor. Ambas cosas son deseables.
El Amor es más poderoso que el Odio, ya que el Odio separa y el Amor une: Si te separas, eres menos poderoso, porque eres uno. Si te unes, eres más poderoso, porque eres más que uno.
Tú decides si quieres Amar u Odiar. Ambas cosas son deseables, pero los resultados son diferentes, tal como ya fue explicado y por otra razón:

El Amor lleva a la felicidad, es decir, a obtener siempre lo que se desea y nunca lo que no se desea.

El Odio lleva al sufrimiento, es decir, a obtener a veces lo que se desea y a veces lo que no se desea.

En este mundo y en este momento, existen personas que aman y personas que odian.
Tales personas están experimentando y han experimentado de tal manera, que saben que lo que digo es verdad.
En otras palabras, hay evidencia de que lo que digo es verdad.

Pero la evidencia implica un experimentador, y la experiencia no es transmisible bajo ningún concepto, sino que cada uno necesita experimentar por sí mismo si quiere evidencia. En muchos casos, no es posible replicar la experiencia o no es posible para algunos, por razones económicas por ejemplo.

La otra posibilidad, es creer en quien dice que experimentó la evidencia. Entonces, ya no hablamos de evidencia, sino de creencia.
Por lo tanto, basar nuestro conocimiento en evidencias es un método imperfecto, pues aún cuando tengamos todo el dinero del mundo, siempre habrá cosas que no podremos verificar por nosotros mismos, sino que tendremos que creer en otro experimentador.

En otras palabras, la ciencia es una forma de creencia. Es aquélla que se basa en creer solamente en lo que los sentidos verifican, especialmente la vista. Y no necesariamente mis sentidos, sino a veces solamente los sentidos de otro en quien creo.

Volviendo a cuando digo que hay evidencia de la verdad de lo que digo, esa evidencia sólo es válida para los que la han obtenido, y para todos aquéllos que crean en tales experimentadores.

Lo que muestra la evidencia es esto:

El Odio lleva al sufrimiento, es decir, a obtener a veces lo que se desea y a veces lo que no se desea.


Y de esto, aún no tenemos evidencia, ya que nadie sabe todavía lo que es Amor:
El Amor lleva a la felicidad, es decir, a obtener siempre lo que se desea y nunca lo que no se desea.

Si hay alguien que haya obtenido siempre lo que desea y nunca lo que no desea, que me escriba un comentario al respecto. Yo tomaré a esa persona como mi maestro, si es que le creo.

El estado al que se llega a través del Odio, recién descrito, es lo que propiamente se llama ilusión. Ilusión es entonces, que somos seres sufrientes. Que seamos seres sufrientes, es pura ilusión (en otra entrada hablaremos de esto más extensamente)...

Si tú estás sufriendo, si alguna vez sufres en tu vida, sólo una vez, entonces estás siendo víctima de la ilusión. Esto es: si sólo una vez obtienes en tu vida lo que no deseas, significa que

La ilusión está gobernando tu vida.

Cuando no hay ilusión, no hay sufrimiento.

Si tú dices: "yo creo la realidad alrededor mío", y tu realidad es que estás sufriendo de vez en cuando, eso quiere decir que estás ilusionado. La verdad es que

Nadie crea la realidad, y lo hace a través de su poder de ilusión.

El poder de ilusión es el poder de Nadie, y de nadie más.

Si tú crees que tienes poder de ilusión, pero a veces sufres en tu vida, estás ilusionado.

Si estás ilusionado, tú no tienes poder de ilusión, sino que la ilusión tiene poder sobre ti.

Te lo repito:

El poder de ilusión es el poder de Nadie, y de nadie más.

Firmado:
El Sirviente de Nadie (Nadie das)

martes, 2 de noviembre de 2010

El amor de los seres multidimensionales

Quisiera empezar a escribir sobre las cuestiones que realmente son las más importantes, y entre ellas, el rey de todos los temas: el amor. Y quiero hablar desde el ideal sí, como propuse en "continuando con la propuesta ética"; pero sobre todo desde la experiencia, porque este tema así lo exige.


El amor, para ser amor, debe ser incondicional. De esto hemos hablado cuando presentamos el principio de "limpieza" en nuestra ética. Sin embargo es necesario andar mucho antes de manifestar tal tipo de amor. Muchas veces necesitamos previamente sanar profundas heridas o conflictos propios antes de poder hablar de "amar" a alguien. Es por eso que recomendé y recomiendo buscar un maestro. En occidente, también puede ser un psicólogo, por qué no. Hasta cierto punto son equivalentes (y yo soy psicólogo entre otras cosas, dicho de paso).

La verdad sea dicha, ninguno de nosotros es tan perfecto que no necesite cambiar un poco a fin de llegar a ese amor ideal. Lo que en cambio estamos leyendo todo el tiempo es que "espero el príncipe azul", "que cumplimente mi ser", etc. A lo sumo hemos llegado a ver la necesidad de no criticar y ser tolerantes con el otro, eso es un ENORME avance si es que lo hacíamos y estamos dejando o dejamos ya de hacerlo. Pero aún falta la media naranja de este asunto: ¿qué hay con nosotros? ¿cómo nos verá el otro desde su lado? ¿somos tan perfectos? ¿soy yo el príncipe azul que el otro esperaba?

Entonces, de ambos lados, debe haber un reconocimiento de nuestros valores y nuestros defectos. Esto en el amor como en todos los ámbitos de la vida.

Cuando yo estuve en pareja, conviviendo juntos, al comenzar todo yo le había planteado a mi pareja lo siguiente: "¿vamos a crecer juntos?". Y a eso nos dedicamos: a crecer juntos. Vivimos todos nuestros sueños de pareja, nos sacamos realmente las ganas, nos educamos mutuamente, porque es así: un verdadero amor te educa.

Esto se comprende mucho mejor con una perspectiva acertada acerca de qué es este mundo. Este mundo es un lugar de paso. Toda experiencia en este mundo debe ser comprendida como transitoria, aún cuando dure 80 años de pareja o matrimonio, al final está la muerte, y eso implica transitoriedad. Entonces, creo humildemente que la mejor perspectiva es tomar la aventura de la pareja o matrimonio como una experiencia educativa. No es que uno se graduó de "adulto" y ya no tiene que aprender más. No: toda la vida es aprendizaje.

Y qué decir si hay hijos... el más grande amor se aprende con los hijos, porque ellos no pueden darnos nada material a cambio, sólo bienes inmateriales, tales como cariño, sonrisas, diversión... con ellos uno aprende el verdadero sentido de la palabra "amor". El amor es en esencia así: incondicional.

Acá viene otro tema: La mente femenina comprende lo que acabo de decir mucho mejor. La mente masculina es más proclive a pensar sólo en términos del placer o felicidad que se obtiene de la pareja. Hablo de mentes y de "masculino-femenino", porque el cuerpo que se tenga, hoy en día, no dice nada. Lo importante es tu mente, tu autoconciencia. En ese sentido hay que tener cierto equilibrio, lo masculino y lo femenino en mí, en cuáles proporciones voy a definirme. No importa si te defines un 90% masculino, pero entonces no te busques una pareja que también sea así, busca quien te complemente. Entonces volvemos a lo mismo: es necesario conocer los propios valores, carácter, personalidad, identidad y orientación sexual, y tomar la experiencia amorosa como otro aspecto de este viaje de autoconocimiento -y conocimiento del otro- que es la vida.

El autoconocimiento no es posible sin conocer al mismo tiempo al otro. Cuando en otras entradas les decía que somos interdependientes, pues también lo somos en esto de conocernos a nosotros mismos. Porque no somos uno, somos muchos, infinitos quizás, pero a la vez somos uno, y si no lo somos debemos aprender a serlo. Verdaderamente, el empezar a hablar en primera persona del plural, debería ser nuestra práctica cotidiana. Sin perder el tú y el yo, siendo nosotros.

Esto se llama "inconcebible simultaneidad de la unidad en la diferencia": cuando lo imposible se hace posible, cuando se superan las barreras lógicas de la no-contradicción.

Hasta ahora hemos trabajado sobre el principio de diferenciación, separación, individuación, competencia. Y hemos caído en el abuso de la colonización, opresión, dominación…
Es tiempo de que aprendamos a amar, a amar en todos los sentidos. El amor no se agota en la pareja. Buscar el "príncipe azul" es negar una gran parte de lo que somos. Somos muchas cosas, muchos tipos de relaciones.

Todo empieza en esa doble vía que va del yo al tú y del tú al yo, constituyendo un nosotros. Y cuando aparece él, el tercero, entonces (parece) que ya estamos completos. Porque el dos original representa el pasado que llega hasta el presente, la experiencia que se da como legado. El tercero (o terceros) es la semilla del futuro, plantada en el presente. En otras palabras: los padres son el legado, la experiencia, y el o los hijos son el futuro, lo porvenir.

Luego viene el adentro y el afuera, el compromiso social, porque no somos sólo familia, somos comunidad, conjunto de familias, cada una con una misión particular, con una responsabilidad social.

Así, se van dibujando todas las dimensiones de nuestra vida: pareja, paternidad o maternidad, compromiso social o comunal. Y otros tres, que la psicología social ya supo describir: trabajo, familia, tiempo libre. En cada uno de estos sectores de nuestra vida tenemos diferentes tipos de relaciones, y son esas relaciones lo que verdaderamente importa, porque son diversas manifestaciones de lo mismo: el amor que nos une.

En definitiva, somos seres multidimensionales - un ser multidimensional… Y pongo punto porque ya es necesario.

lunes, 1 de noviembre de 2010

Por qué este blog se llama como se llama

Este blog está pensado para ser "central" es decir trata cuestiones de estructurales, esenciales, centrales. Los temas más específicos –igualmente importantes- son tratados en diversos blogs a los cuales vinculo (sé que la lista es bastante incompleta todavía, estoy trabajando en ello). Éste es mi proyecto. Por eso lo llamé "La Central del Sur" y por eso en las dos primeras entradas de octubre 2010 me propuse como "líder" para cualquiera que quiera seguir esta propuesta, en el grado que quiera hacerlo.

Un aspecto fundamental del proyecto "Central" es promover los comentarios. Comentar es la esencia de los blogs, lo que los convierte en verdaderas "conversaciones", fomentando el intercambio, complementación y debate de ideas. Comentar implica "realizar sinapsis" en la "masa neuronal" o "noosfera" del planeta. Por ello: ¡dejen sus comentarios!
Otra cuestión es el listado de vínculos: debo ser muy amplio, o en otras palabras, reflejar la inmensa variedad de ideas que circulan por allí, siempre que aporten a una verdadera re-evolución de conciencia. ¡Visiten los vínculos re-evolucionarios!

La selección no es mundial: Esta "central" es "del Sur" (de América). Mi análisis actual me hace vislumbrar que América tiene dos polos: USA en el norte y Argentina en el sur. Cuando digo "Argentina es el polo sur", lo hago en el sentido de un mayor grado de diversidad cultural, sin menospreciar a los hermanos sudamericanos. (De hecho Sudamérica tiene 3 secciones: andina, amazónico-litoral-atlántica y pampeano-patagónica... si les interesa este tema escríbanme a mi mail y les cuento más...)
Igualmente, debería existir una tercera central, justamente la central "central", en Centro América. Como nosotros estamos situados en la periferia sur, nos es difícil vislumbrar al central.

Haciendo "zoom hacia afuera", América es el centro del planeta, donde confluyen todas las culturas, ideas, religiones, estilos de vida… Si bien la mezcla es una característica en todo este mundo, América es no en vano llamada "crisol de razas" y "crisol de culturas".
La función de América es distribuir las personas por el planeta. Efectivamente, aquí las personas tienen acceso a todo el rango de sistemas culturales y eso implica que se ven influidos a viajar a todas partes de este mundo, física o intelectualmente.

Otro "zoom para afuera" y veremos que este planeta es un planeta "central" o en otras palabras, un "distribuidor cósmico"… pero eso es ya mirar demasiado, ¡curiosos!...

El toro de la ética y sus cuatro patas

La sabiduría de la India simboliza la ética o dharma con un toro. Así como el toro tiene cuatro patas, el dharma se apoya en cuatro principios fundamentales: 1) la veracidad, 2) la limpieza, 3) la misericordia o no-violencia y 4) la austeridad.

No voy a desarrollar a fondo estos principios, porque entraría en un determinado punto de vista acerca de ciertas cuestiones, tales como qué pasa con la violencia hacia los animales… pero intentaré reafirmar ciertos puntos fundamentales y creo –espero- que todos podremos acordar en ellos al menos. Y si no, como dije antes, no importa, sólo espero que les sirva para sus propias posturas éticas. Ahí va:

Acerca del primero, la veracidad, ya he escrito en "Los 3 de la nueva ética…". Allí aplico la veracidad a las palabras, las relaciones y las acciones, en forma de conocimiento verdadero (no falso), amor sincero (no deshonesto) y acción correcta (no errada). Por favor lean esa entrada.

Acerca del segundo, la limpieza, lo explicaré en esta ocasión, más allá de la limpieza exterior, que es buena sin lugar a dudas, al delicado asunto de las intenciones.
Las intenciones sólo un Ser Supremo podría conocerlas, eso es seguro, así que la limpieza empieza por reconocer que nadie puede conocer las verdaderas intenciones de otra persona si esa persona no las revela ella misma. Luego, es materia de la conciencia (ética) de cada quien el cuidar la limpieza de sus propias intenciones.
La intención verdaderamente ética significa cero egoísmo: cualquier acción que realice con intención de obtener un beneficio para mí es incorrecta en esencia, atenta contra el "mundo ideal" –del cual hablamos en la entrada anterior- ya que pone el acento en reclamar a los demás lo que ellos "me deben" en lugar de concentrar mi conciencia en lo que "yo puedo hacer por el otro". Y para complicar las cosas, existe el "egoísmo ampliado" que implica buscar beneficios no directamente para mí, pero sí indirectamente, al beneficiar a mis allegados, familiares, socios o amigos.
Todo esto es perfectamente analizado por diversos "verdaderos" maestros "espirituales" o como yo los llamo "maestros de vida" y por ello no ahondaré, a menos que me lo pidan expresamente en comentarios.
La palabra final, entonces, es una vez más triple: la palabra desinteresada, el amor desinteresado y la acción desinteresada

Acerca de la misericordia, en primer lugar debe distinguirse que existen diversas responsabilidades sociales para diversos roles sociales. Así un juez, no puede ser misericordioso. Él no puede decir: "este hombre mató a tal otro realmente, pero lo vamos a perdonar". No: él debe condenarlo, tanto como indica la ley.
Pero quien no es juez, no debe arrogarse las funciones del juez. La misericordia o la capacidad de devolver una respuesta no violenta ante una acción violenta, es la fuente de la felicidad conocida como "paz". Responder violencia con violencia sólo trae sufrimiento (a menos que seas algún tipo de juez). Tengo lectores inteligentes y experimentados, así que no necesito probar esta última afirmación, que se fundamenta en la ley de karma o acción-reacción.

La austeridad se refiere a "aceptar lo que a uno le corresponde" o en otras palabras, cada quien debe aprender a vivir con lo que es "su cuota" o "su parte". Toda otra concepción es codicia. La codicia significa en última instancia la insatisfacción de una necesidad y el deseo concomitante de obtener algo que nos satisfaga. Así que lo que debemos plantearnos es si lo que sentimos como necesidad realmente lo es, es solamente un capricho, deseo de algo por que sí o por cualquier razón que no obedezca estrictamente a la racionalidad de la utilidad del objeto o relación en cuestión para nuestra vida. El principio utilitario debería ser pues nuestra guía. Claro que entonces surge la pregunta: "¿útil para quién?"
Esta cuestión es peliaguda. Para empezar, la insatisfacción de necesidades reales está vigente, y podemos sin titubeos decir que la causa es una mala distribución de la riqueza. Nuevamente, así lo dicen mis maestros. Pero por otro lado, también es cierto que muchas veces, cuando uno les da oportunidades a los tales necesitados, ellos simplemente la desaprovechan, administrando pésimamente lo que se les ha otorgado. Me consta. Lo he observado y he escuchado a muchas personas que han trabajado para mejorar la vida de otros y han observado lo mismo.
Entonces, parecería que lo que realmente hay que distribuir es una educación adecuada. Y eso, queridos lectores, es lo que estamos haciendo aquí: comenzando por educar a los educadores. Porque yo a esta altura sé que no cualquiera viene a leer un blog de filosofía o ética, sino aquéllas personas que tienen interés en educar a otros, filósofos, psicólogos, educadores, asistentes sociales, etc. Por ello hago este humilde esfuerzo por compartir desde lo que yo sé a quienes son potenciales líderes sociales, o líderes hechos y derechos.

Los pobres son pobres porque no saben administrar. Peor aún, muchos de ellos son orgullosos, envidiosos, descontrolados en cuanto a sus sentidos y a su mente. Todas estas cosas las he comentado en mis entradas anteriores, cómo una persona con tales características jamás podría alcanzar paz o felicidad en su vida. ¡ojo! Que no estoy diciendo que todos los pobres son así, eso sería una forma de discriminación; pero me consta porque tengo experiencia propia y ajena, que muchos son así. Creo sinceramente que debería hacerse un estudio riguroso para confirmar estas afirmaciones mías.

Voy a aclararlo mejor: Muchos ricos y de clase media tienen los mismos problemas mencionados, excepto uno: saben administrar más o menos bien. Entonces, la gran diferencia es que el pobre no sabe administrar. ¿Implica ello que con sólo enseñarle a administrar solucionaremos la pobreza? NO: porque aún están las otras características. De hecho, el de clase media que tiene tales características nunca puede mejorar su situación, de hecho se hunde cada vez más en deudas. Y los hijos de personas que supieron amasar fortuna, que suelen tener esas características sobre todo porque les vino todo en bandeja, terminan por hipotecar lo heredado… ¿Es así o no es así?

Entonces, primero lo primero: es necesario enseñar a las personas, todas las personas a ser austeras. O en otras palabras: 1) conocerse bien a sí mismas, sus gustos y cualidades; 2) que cada quien asuma una función social y sus responsabilidades concomitantes de acuerdo a ese conocimiento de sí mismo; 3) Que cada quien determine cuáles son sus necesidades reales, en base a su función social asumida; 4) Que cada quien trabaje su conciencia y su ser para ser austero en el sentido de aceptar solamente lo que necesita y ni un gramo más de nada; 5) que se enseñe a todo el mundo a administrar correctamente su parte…

Podría seguir enumerando, pero quiero concentrarme en el punto (4): Es por causa de este punto que en mis entradas anteriores machaqué y machaqué con que cada quien busque su "maestro de vida" o "maestro de conciencia". Cuando digo esto me refiero a que hay un maestro para cada uno de nosotros, puede ser el mismo que el de otra persona, o diferente, eso no interesa, reconocer al maestro es la materia pendiente en la vida de cada uno de nosotros en este momento de nuestra re-evolución.

Yo no puedo enseñarte, querido lector, lo que necesitas aprender tú en particular, pero si simplemente aceptas esta búsqueda, yo te lo aseguro, encontrarás a tu "maestro de conciencia", único e irrepetible tal como tú eres único e irrepetible.

(Me faltaría desarrollar por qué deberíamos considerar diferentes roles sociales con diferentes "cantidades" de necesidades. Aquí enraíza el problema de la envidia, que mencioné antes. Querer tener lo que aparentemente hace feliz a otro -especialmente en la imitiación de los "ricos y poderosos"- es un grave problema, con repercusiones más graves aún, tales como el despoblamiento del campo y la miseria urbana… pero es un tema muy concreto y por ello da para largas sesiones de debate, así que no lo abordaré. En la próxima entrada explico por qué con más detalle.)

Continuando con la propuesta ética

Quiero retomar la cuestión ética. Lo primero que haré es analizar un concepto fundamental: no puede haber ética sin un norte, una estrella, un ideal.
En entradas anteriores he explicado el concepto de "mundo espiritual", llamándolo "espiritual" como opuesto al mundo "material". Aquél a quien reconozco como mi principal maestro, Srila Prabhupada, quien tradujo magistralmente el Bhagavad-Gita "Tal como Es", ha nombrado en uno de sus libros a este mundo espiritual como "mundo antimaterial", ya que sus características son justamente las opuestas al mundo "material" o sea, este mundo en que tú, lector, y yo, vivimos en este momento.

Lo que yo propongo ahora es que me sigas para ver cuán lejos nos lleva imaginar dicho "mundo espiritual" como nuestro "mundo ideal" o estrella-guía.
Antes hablé de ciertas características atractivas del mundo espiritual, pero hoy deseo enfocar aquéllas que justamente nos interesan desde la ética. Y dichas características tienen que ver con las relaciones entre personas. Al fin y al cabo, la ética nace a partir de la necesidad de coordinar la convivencia entre muchas personas.

En el mundo espiritual o ideal, rigen algunos principios fundamentales:

1) Cada persona tiene plena conciencia de quién es, cuáles son sus gustos y disgustos, cuáles sus cualidades y cuáles sus responsabilidades auto-asumidas.
2) Todos realizan las tareas que les agradan, y hay personas para todos los gustos, por eso todas las tareas son realizadas.
3) Todos sin excepción, cumplen a rajatabla con sus responsabilidades auto-asumidas.
4a) Todos lo hacen, sin esperar nada a cambio. En otras palabras: incondicionalmente.
4b) Todos lo hacen por amor, puro amor o amor puro, de nuevo: incondicionalmente.
5) Existe por supuesto el ocio, pero la forma como las personas lo encaran no es diferente del modo como realizan otras tareas. De hecho no existe la distinción entre trabajo y ocio, pues dicha distinción se debe a que, en nuestra condición presente, "trabajo" significa esfuerzo, algo que hacemos a desgana total o parcial. En la condición ideal, cada tarea que realiza cada persona le es de su agrado y además, esa persona tiene las cualidades necesarias para hacerla.

Para dar un ejemplo cotidiano, en mi hogar yo asumí ciertas tareas como mías: trámites de todo tipo (banco, compras), lavar los platos y la ropa, y a veces, regar, barrer y otras tareas por el estilo. ¡Oh! Y limpiar todo lo que use y ensucie, tal como el baño. Por el resto de las cosas no me preocupo, otra persona lo hace por mí. Yo no espero que lo haga, ni la otra persona espera nada de mí. Lo hacemos simplemente porque asumimos esas responsabilidades, aunque en última instancia, lo hacemos porque nos amamos.
Agrego que disfruto de la limpieza o de los trámites, y lo valoro porque me mantiene en actividad física sin tener que pagar un gimnasio extra.
Si agregamos la presencia de un hijo, pues dice la sabiduría oriental que el amor de una madre por su hijo es lo más parecido al amor "ideal", por lo que tiene de incondicional (el hijo no puede darte nada a cambio, materialmente hablando).
Cuando se trata de la sociedad más amplia, el problema es que no siempre hallamos reciprocidad; pero ello no nos excusa: si asumimos una responsabilidad debemos cumplirla, eso significa justamente, que ya somos "mayores de edad" y responsables. En la medida que más personas se vayan responsabilizando, la sociedad se irá pareciendo más y más a nuestro "mundo ideal". Y en última instancia, según la ley de acción y reacción o karma, uno recibe lo que da, y eso es infalible…
Ya he hablado antes de la relación entre conciencia, libertad y responsabilidad, en "El misterio de la libertad parcialmente revelado". Resumiéndolo: no esperes libertad si no eres responsable; tendrás tanta libertad como responsabilidad asumas por tus actos.

Quisiera terminar esta entrada con tres máximas o si se quiere, simples consejos:

"Empieza por casa. Da tú el primer paso. Para cambiar tu mundo, cambia tú"

"Asume tu mayoría de edad. Descubre quién eres y cuáles son tus cualidades, decide qué te gusta hacer y cuáles serán tus responsabilidades. Luego cúmplelas."

"Si no puedes hacer por ti mismo lo anterior, busca en tu entorno a alguien que te inspire, te auxilie o te aconseje en cuanto a cuestiones concretas. Te lo digo porque yo he vivido todas las etapas (hasta ahora) y por eso sé de qué hablo: antes yo simplemente (creía que) me las arreglaba solo, pero luego descubrí la alegría y alivio de poder admitir mi ignorancia en ciertas ocasiones y asuntos y consultar con otras personas en quienes confío. Es el camino más fácil y a la vez el mejor. Del otro modo tienes que volverte estoico para soportar muchos dolores de cabeza que te producen tus continuas acciones erradas."

domingo, 31 de octubre de 2010

Quería recordarles

Quería recordarles que, parte de la experiencia que propongo en este blog, es visitar los vínculos a la derecha. He trabajado mucho leyendo cada sitio para saber qué vincular y qué no. Todos esos vínculos llevan a blogs o sitios protagonistas de la "re-evolución de conciencia", como la llamo en este momento. De hecho, he borrado algunos vínculos que hice apresuradamente.

Eso, y dejar muchos comentarios, son mis dos primeras propuestas. Repito que odio los monólogos, y especialmente los míos.

En base a los comentarios que ya han dejado, creo que dejaré los temas que venía desarrollando últimamente y retomaré la cuestión ética. Cuando lo haga, espero que les sirva para la construcción de sus propias posturas éticas, no pretendo dictaminar nada a nadie, por algo soy el "servidor de Nadie".

jueves, 28 de octubre de 2010

El comienzo del fin 2

Este blog sigue una secuencia. Si eres nuevo lector, deberías comenzar por "Retomando con una propuesta" o por lo menos desde "El universo holográfico. La ilusión. Nosotros". De otro modo no entenderás correctamente lo que sigue.

-----------------------------------------------

En este punto debo advertirte: si continúas leyendo, ya no habrá para tí regreso al tipo de vida "materialista". Simplemente fracasarás en ese tipo de existencia. Si estás dispuesto a correr el riesgo, continúa y habrás comenzado a obtener el éxito supremo: regresar al "mundo espiritual", liberándote para siempre de la ilusión.

En ciencia existe lo que se llama "Navaja de Okcham". Es un principio que establece que uno debe aceptar la explicación suficientemente coherente y abarcativa que utilice los menos elementos teóricos posibles. Con ello se pretende desterrar las teorías teístas que hablan de un "alma" e incluso, las teorías psicológicas que hablan de una "mente". Pero los científicos se están metiendo en problemas porque al fin y al cabo, ni siquiera la fuerza de gravedad existe comprobadamente: lo único que existe es un campo de fenómenos que percibimos y luego le asignamos una fuerza que explica lo que percibimos. Técnicamente no es posible "percibir" de ninguna manera, ni con aparatos, la fuerza de gravedad, o el magnetismo. Son puras teorías. Entonces, si aplicamos la navaja de Ockham, deberíamos concluir que existe solamente una energía y una fuerza. La única fuerza o poder sería la ilusión...
¿Cómo resolver esto? ¿Entonces no es posible conocer nada, ya que "todo es ilusión"?

Vamos a explicar levemente en qué consiste este mundo material. Para ello, nuevamente citaremos el Bhagavad-Gita (7,4):

"La tierra, el agua, el fuego, el aire, el éter (vacío), la mente, la inteligencia y el ego falso, estos ocho elementos en conjunto constituyen mis energías materiales separadas."

Los científicos se complican la vida con sus grandes aceleradores de partículas. Al principio buscaban más y más subpartículas. Llegaron a tener un "jardín zoológico subatómico", y se les complicó ordenarlo, pues aumentaba constantemente, al punto que hoy reconocen partículas que ni siquiera pueden ver, sino que suponen por sus efectos en una niebla, por ejemplo.
Actualmente, las teorías se dirigen en otro sentido: han descubierto la "naturaleza holográfica" del universo. Esa visión no es incorrecta, al fin y al cabo todo es ilusión, pero debe saberse que "ilusión" no significa únicamente la visión: el elemento fuego se corresponde con la energía lumínica y el sentido de la visión; pero existen en total 5 elementos, 5 energías y 5 sentidos para la captar dichas energías. Todo esto lo reconocerán finalmente los científicos, pero su ciencia material no irá más allá de eso. Ellos jamás reconocerán la mente, la inteligencia y el ego falso, que son los componentes sutiles de la naturaleza material. Ellos los ven como "efluvios del cerebro".
E incluso si uno reconoce esos elementos sutiles, aún así no ha comprendido todo lo que debe comprender. Como indica el maestor Prabhupada en su magistral explicación de este verso, la gente "supone que este mundo material es para el disfrute de las entidades vivientes, y que las entidades vivientes son los purushas -los causantes, los controladores y los disfrutadores de la energía material-".
La ciencia como dijimos no quiere reconocer ni siquiera los elementos sutiles, esto es porque los científicos quieren fundamentar su opinión de que nosotros somos los causantes, los controladores y disfrutadores. Por otro lado, existen diversos "maestros" que enseñan los aspectos sutiles y sin embargo, no son diferentes de los científicos. Ellos igualmente pretenden colocar a la entidad viviente como el centro y causa de todo, y enseñan clasificaciones falsas donde por ejemplo se multiplican a infinitud la cantidad de "cuerpos" que tenemos. He llegado a leer una teoría que postulaba que tenemos 9 cuerpos: etérico, doble astral y no sé cuáles otros...

Toda esta multiplicación de falsas enseñanzas fue predicha por un gran maestro, el llamado Cristo o Jesús. Él dijo claramente que "hacia el final de los tiempos" vendrían falsos profetas y falsos mesías o salvadores. A esta altura, no es difícil comprender las causas de tal multiplicación: la humanidad en general está haciendo uso de su inteligencia, intenta comprender las cosas; pero el problema es que no hay humildad, sino que cada quien intenta comprender por sí mismo, sin aceptar la necesidad de aprender todo esto de otra persona. Del mismo modo como se aprende mecánica de un maestro mecánico o pintura de un maestro pintor, es necesario aprender acerca de lo que es real y lo que no, acerca de lo material y espiritual, de un maestro versado en tales temas, teórica y prácticamente.

El Bhagavad-Gita explica las características de tales maestros en los versos 55-58 del capítulo 2:

"...se dice que un hombre se halla en estado de conciencia trascendental pura, cuando abandona todas las variedades de deseos de complacer los sentidos, deseos que surgen de la invención mental, y cuando su mente, purificada de ese modo, encuentra satisfacción únicamente en el ser."
"Aquél cuya mente no se perturba ni siquiera en medio de las tres clases de sufrimientos, ni se alboroza en los momentos de felicidad, y que está libre de apego, temor e ira, se dice que es un sabio de mente estable."
"En el mundo material, aquél a quien no lo afecta ningún bien o mal que pueda obtener, y que ni lo alaba ni lo desprecia, tiene firmemente en su posesión el conocimiento perfecto."
"Aquél que es capaz de apartar los sentidos de los objetos de los sentidos, tal como la tortuga guarda las extremidades dentro del caparazón, tiene firmemente en su posesión el conocimiento perfecto."

Otro criterio para saber quién es un maestro verdadero, es que tal maestro simplemente tiene éxito en lo que emprende. Si un maestro termina por ejemplo en la cárcel, no es un verdadero maestro. Si un maestro sufre graves dolencias, tales como cáncer y no reniega de ello, pero su obra continúa y tiene éxito, es un verdadero maestro. Pero si su obra se viene abajo, entonces no es un verdadero maestro. Si los discípulos del maestro tienen éxito y alcanzan las cualidades descritas en los anteriores versos, entonces es un maestro verdadero. Si sus discípulos fracasan en obtener dichas cualidades, entonces es un falso maestro.

Me agradaría mucho que escriban comentarios y de esa manera saber hacia dónde dirigir mis próximas entradas. De hecho acabo de decidir que no escribiré más hasta recibir algunos comentarios que me sirvan para saber por dónde continuar.

El comienzo del fin

Este blog sigue una secuencia. Si eres nuevo lector, deberías comenzar por "Retomando con una propuesta" o por lo menos desde "El universo holgráfico. La ilusión. Nosotros". De otro modo no entenderás correctamente lo que sigue.

---------------------------------------------------------

En este punto debo advertirte: si continúas leyendo, ya no habrá para tí regreso al tipo de vida "materialista". Simplemente fracasarás en ese tipo de existencia. Si estás dispuesto a correr el riesgo, continúa y habrás comenzado a obtener el éxito supremo: regresar al "mundo espiritual", liberándote para siempre de la ilusión.

En la entrada anterior expuse varios temas. No repetiré lo ya dicho sobre la ilusión. En cuanto al "mundo espiritual", me baso en el Bhagavad-Gita (8, 20-21):

"Mas, existe otra naturaleza no manifiesta, que es eterna y trascendental a esta materia manifestada y no manifestada. Esa naturaleza es suprema y nunca es aniquilada. Cuando todo este mundo es aniquilado, esa parte permanece tal como es."

"Aquello que los sabios describen como no manifiesto e infalible, aquello que se conoce como el destino supremo, ese lugar del que, después de llegar a él, nunca se regresa, ésa es mi morada suprema."

De ello hablaremos en breve. He mencionado también la "voz del maestro". En "Mis fuentes" hablo más extensamente de la necesidad de encontrar un "maestro de vida" o "maestro espiritual", y doy las razones en la entrada anterior a ésta "OK ya entendí lo de la ilusión...".
Este blog no se propone ser maestro espiritual de nadie, ya que somos todos singulares y por ello necesitamos un maestro "hecho a medida". Tal maestro lo encontraremos únicamente nosotros, cada quien, simplemente buscándolo en nuestra vida. Todo este mundo está hecho con la intención de que encontremos tal maestro y con su ayuda, nos liberemos de la ilusión. Sin embargo, este blog sirve justamente para llegar a comprender el por qué necesitamos tal "maestro espiritual", así como para comprender someramente de qué se trata este mundo y cuál es el objetivo de la existencia en él.

Este mundo tiene tres aspectos o funciones prevalentes:

1) Es una especie de "cárcel": a donde vienen a parar quienes se salen de la harmonía propia del mundo espiritual. Como cárcel perfecta que es, ofrece diversos grados de libertad a sus habitantes. Sobre eso hemos explicado en "El misterio de la libertad...".
2) Es un "parque de diversiones": donde podemos por momentos experimentar ciertos tipos de disfrutes, de acuerdo al "buen karma" que hayamos acumulado.
3) Es un "sistema educativo": que nos enseña paulatinamente cómo liberarnos de la ilusión. Recordemos que la ilusión la generamos en cierto sentido nosotros mismos, es un subproducto de nuestra actividad, especialmente lingüística y mental. También nos enseña cómo comportarnos "correctamente". Ya he explicado los fundamentos de la "corrección" en "Nueva Ética" y "El 3 de la Nueva Ética...".

Retomando el tema del mundo espiritual, veamos que el verso dice que esa naturaleza no está manifiesta. Esto se refiere en contraposición a la naturaleza material, la cual es "manifestada y no manifestada" (creada y aniquilada). Y se aclara de la primera: "es suprema y nunca es aniquilada", y luego otra vez... Se debe entender entonces que es eterna. En el siguiente verso explica otra característica: es infalible. Ello se refiere a que allí todo está perfectamente organizado, cada segundo, cada milímetro, sin necesidad de ninguna máquina inventada por el hombre, a tal punto que uno obtiene siempre lo que desea y jamás lo que no desea. Ya he definido en otra entrada que ése es el ideal de "felicidad".
Lo que finalmente se menciona, es que al llegar a dicho lugar o estado de existencia, nunca se regresa a la existencia material. Esto fundamenta el por qué en este mundo material es casi nuestro deber el experimentar diversas actitudes y comportamientos, a fin de "sacarnos las ganas" y de comprender la esencia de la ilusión. Pero no debemos intentar experimentarlo todo, ya que las posibilidades son infinitas y no terminaríamos jamás. Entonces ¿cuál es el momento para dejar de perseguir ilusiones y ponernos serios en la consecución de la liberación de la ilusión? Eso, cada quien lo decide por sí mismo, pero mi consejo es que lo hagas ahora.

miércoles, 27 de octubre de 2010

OK ya entendí lo de la ilusión. ¿Y ahora qué?

Si has leído mis entradas "El universo holgráfico. La Ilusión. Nosotros" y "La verdadera perfección y sentido de la "ilusión"", entonces habrás comprendido lo siguiente:

1) La "realidad" que perciben nuestros sentidos es una proyección holográfica del campo de conciencia en el espacio-tiempo (véanse los últimos descubrimientos y teorías de la física cuántica, por ejemplo en los videos que vinculo en mi canal de youtube, a la derecha).
2) La realidad (sin comillas) es que no somos los reyes del universo, más bien se trata de que nos hemos enredado a nosotros mismos con nuestras propias creaciones, y estamos o estuvimos a punto de autodestruirnos o, mejor dicho, tener que empezar todo de nuevo.

Si esto es así, ¿qué solución tenemos?... Bien, antes de hablar de soluciones, aclaremos aún más cuál es el problema. La autodestrucción no es el mayor problema, al fin y al cabo, simplemente sería tener que empezar todo de nuevo. El problema es que existen caminos sin retorno, espirales hacia pozos profundos de donde ni dios podría sacarnos sin forzar nuestra libertad de elección (si es que dios existe).
Por ejemplo, existen ciertas líneas filosóficas que hablan de que todo es relativo. Estos pensamientos ahondan en esta visión a punto tal, que no dejan opción, ya que ponen en duda total la posibilidad de comprender nada de nada, debido a que "todo son puntos de vista", "todo pensamiento está contaminado de parcialidad y categorías que modifican los hechos en sí" y "todo pensamiento es condicionado" y argumentos similares. Al mismo tiempo, cierran toda posibilidad de una intervención exterior que nos ayude a liberarnos del ensimismamiento. Como dije, un peligroso pozo auto-referencial (o sea: egocentrismo extremo).
Otros pensamientos ahondan más aún el ensimismamiento, por el lado emotivo, resultando en profundas depresiones.
Finalmente, están los que propulsan la idea de la nada y el nirvana. Estos pensadores son de larga data y se los ha categorizado ya como "nihilistas". El objetivo según ellos es lograr "pensar en nada", "hacer nada" y en definitiva, liberarse de la existencia holográfica y volverse "uno con el ser", tal como "una gota se funde en el océano".

Todas estas líneas nos llevan a situaciones de complicada solución, si bien la última, el nihilismo, se soluciona rápidamente cuando, después de aburrirse por un tiempo en "la nada", la persona retorna al mundo exterior y se dedica a actividades filantrópicas. Lo cual es algo positivo...

Así pues, ¿qué hacer entonces? Si todo es una ilusión, ¿qué sentido tiene la existencia?

Ésa es la pregunta del millón: ¿Qué sentido tiene la existencia? Intentaremos responder de manera sucinta, así la entrada no se alarga, y ampliaremos en otras entradas.

Esta existencia que ahora tú, lector, y yo, tenemos, se denomina "existencia material". El mundo en el cual nos encontramos se denomina igualmente "mundo material", y la energía que lo conforma se llama "energía material". El término "material" se refiere a ciertas características de esta energía y mundo, tales como que cambia constantemente produciendo la decadencia de todo lo que hay (podredumbre, decadencia, vejez), que es insípida en sí misma (ya que es muerta, sin vida) y que es fuente de ignorancia, obscuridad. Esto es sólo un sumario, en realidad es más complejo...
Tal como existe este "mundo material", existe otro mundo o realidad existencial llamado "mundo espiritual", conformado por "energía espiritual". El término "espiritual" se refiere a características que, obviamente, son opuestas a las del mundo "material". Por ejemplo: es eternamente constante en su juventud (no hay nacimiento ni muerte, ni decadencia ni vejez), es sabroso o lleno de ananda (suele traducirse como "bienaventuranza" o directamente "felicidad") y allí todos tienen conocimiento pleno.
El mundo espiritual es similar a este mundo material en su conformación. Mejor dicho, es al revés: este mundo es similar a aquél, si bien está "distorsionado". Se dice entonces que es (somos) como una multitud de espejos que reflejan al mundo espiritual, pero son espejos con variaciones en sus superficies que distorsionan (distorsionamos) los sujetos y objetos espirituales. El mundo espiritual es más variado y emocionante que el mundo material. Seguiremos explicando esto en otras entradas...

El sentido de la existencia en este "mundo material" es que experimentemos. Efectivamente, para funcionar perfectamente, el mundo espiritual necesita que sus habitantes sigan ciertas reglas. Cuando alguien no quiere seguirlas, dicha persona "cae" o entra en este mundo material. Aquí está permitido hacer cualquier cosa, y nadie te va a sacar de aquí si tú no quieres. Pero, tanto aquí como en el mundo espiritual, existe la única ley universal: la ley de acción-reacción o ley del karma, la cual ya hemos explicado en entradas anteriores. Lo cual significa que todo lo que te sucede te lo has buscado tú mismo. Al comienzo, la entidad viviente se niega a aceptar esto, prefiere echar culpas a otros por su situación. Dicha actitud no le sirve de nada, porque al fin y al cabo sigue sufriendo igual (la naturaleza es imparcial). El momento en el cual la entidad viviente acepta esta ley, significa un cambio total en su vida, más que nada porque aceptar esta ley significa aceptar recibir este conocimiento de otra persona.

En otras palabras: el verdadero sentido de la existencia no puede ser hallado por una persona en soledad. Es necesario recibir ese tipo de conocimiento de otra persona, la cual ya haya pasado por todas las etapas de dicho descubrimiento. Todas las corrientes filosóficas que pueden ayudarte a salir de la ilusión, incluso las películas que hablan sobre este tema, te plantean lo mismo: necesitas que otra persona te muestre el camino.

Este mundo material está conformado de tal manera, que tiende a enseñarte lo contrario. Toda tu vida haz sido bombardeado con la idea de que no necesitas a nadie para lograrlo, y es por esa razón que ahora te rebelas contra mis palabras. Dicho de otro modo, tú no aceptas ayuda externa, porque alguien o muchos te dijeron que no debías hacerlo. Tú estás obedeciendo a esas personas y por eso no quieres aceptar que necesitas a otra persona, una que no te engañe, para poder salir del laberinto de la ilusión o engaño.

Si no me crees, sigue dando tumbos por allí otro rato u otras vidas más. Yo tengo todo el tiempo del mundo, yo no soy alguien en particular, yo soy solamente la voz del maestro. "La voz del maestro" te seguirá a donde quiera que vayas, ahora o dentro de cinco mil años. Estuvo contigo hace miles de años y seguirá contigo siempre, sea yo u otra persona quien la encarne. Porque te queremos, porque queremos verte libre de la ilusión, consciente de tu eternidad, felicidad inmanente y plenitud de conocimiento...

Seguiremos en la siguiente entrada.

lunes, 25 de octubre de 2010

La verdadera perfección y sentido de la "ilusión"

Ya hemos explicado a grandes rasgos la conformación ilusoria de la realidad, o en términos de los físicos, "universo holográfico". Hemos mencionado que luchar contra dicha ilusión es inútil. Lo es, porque la existencia implica ilusión, proyección de los deseos y las ideas sobre un espacio-tiempo a nuestro alrededor.
Hay otro sentido de la palabra ilusión, y es más importante. Ilusión, o en sánscrito "maya" significa "lo que no es". Se aplica entonces no solamente a la ilusión sensorial, sino también y más propiamente a la percepción en sí. La percepción es un acto complejo. Sentir, usar los cinco sentidos para recabar información del contexto, del afuera, es sólo el primer paso. Existe un segundo nivel. Ya hemos explicado esto en parte: algunas personas no han pasado del mundo de los sentidos, viven para ellos. Otros se hallan al nivel de la mente. Vamos a explicar un poco esto, pero no demasiado.
La mente es una pequeña máquina. Está diseñada para servir como instrumento de recogida de datos, procesamiento de esos datos, y devolución de resultados. El procesamiento tiene varios aspectos tales como análisis (diferentes clases de análisis), comparaciones, ordenación, mezcla, creación, síntesis... Además de todo esto, que son procesos cognitivos, está la conexión entre la mente y los sentimientos, que es otro complejo que no voy a explicar ahora. Básicamente, los sentimientos son el opuesto de los pensamientos. Lo "mental" es propiamente "masculino" o "hemisferio izquierdo del cerebro" (tomen esto como meras categorías, nada más); lo "emotivo" es "femenino" o "derecho", también se puede entender lo emotivo como "del corazón". Así que vemos personas puramente "mentales", puramente "sentimentales" y mezcla de los dos. Recordemos que somos todos partes de un todo. Así que cuando estamos actuando como procesadores de información, ya sea a nivel mental o sentimental, estamos cumpliendo una función en ese todo. Así como si fuéramos partes de un cuerpo gigantesco, cósmico, digamos en este momento yo estoy siendo como una neurona o centro neuronal que procesa información, analiza, expone, para ustedes. Y ustedes están actuando como receptores de información, escuchando atentamente lo que digo (¿es así?) :p
El todo está aprendiendo esto, a través de mí produciendo este conocimiento en este momento, a través de otros leyendo lo que produje. ¿Pero cuál todo? Obviamente, aquél todo que no sabía esto... Si existe una persona absoluta o suprema, como se concibe en las religiones, esa persona no necesita aprender esto, El o Ella ya lo sabe... por el contrario somos nosotros los que necesitamos aprenderlo... Dejaremos abierta esta cuestión por ahora...
Algunos investigadores en neuropsicología y afines se plantearon un día que, al final de cuentas, lo que permanece son las ideas. Nosotros somos, al fin y al cabo, una especie de computadoras refinadas. Por ejemplo una computadora, uno le ingresa información, ella la procesa, exhibe algunos resultados en pantalla u otro dispositivo... Hace esto por un tiempo, hasta que "muere" (se torna obsoleta); pero entonces, aunque la computadora ya no es más útil, la información queda. Simplemente la pasamos al disco de la siguiente computadora y sigue... A esto lo llamaron el "gobierno de los memes" o "la eternidad de los memes". Entendían por "memes" una idea o grupo de ideas con cierto potencial, que perduraban en el tiempo usando diversos medios de soporte físico, y entre estos meidos de soporte físico ¡estamos nosotros! En otras palabras, somos receptáculos y transmisores de "memes" o ideas. Las ideas pueden durar siglos, incluso todo el tiempo del universo (por ejemplo las ideas de caos y orden son ancestrales). Nosotros duramos apenas unos momentos en comparación con ellas, y de hecho ellas parecen "usarnos" para su perpetuación... Así que después de todo, ¿nosotros creamos a las ideas o ellas nos crean a nosotros?... inquietante pregunta, pero nos permite reevaluar nuestra posición en el universo. Evidentemente, no somos los reyes del universo.
Este habernos creído y seguir creyéndonos como el centro del universo, o en otras palabras, DIOS, este autoendiosamiento nuestro, es un tipo de ilusión y uno muy muy grave. Es de hecho la esencia de nuestra errada actitud hacia la naturaleza y la existencia y que nos está llevando -o quizás nos estaba llevando- hacia nuestra autodestrucción (o sea, a tener que empezar todo de nuevo, "game over").

A ver, a ver, dirán los más perspicaces: ¿no nos habías dicho que, todos unidos, éramos "dios"? Bien, debo desvelar cómo funciona mi enseñanza: el conocimiento tal como yo lo entiendo es una espiral: primero entendemos "blanco versus negro", luego avanzamos a través de otros temas, luego completamos el círculo, pero ya estamos más arriba, entonces, el mismo tema, pero esta vez, es "blanco y negro". Otra vuelta y ahora hay grises en medio, otra más y hay colores, otra y aparece la luz no visible (infrarrojos y ultravioleta)...
Ahora hemos descubierto un nuevo elemento que no comprendíamos: el mundo de las ideas no está ahí para que, manejándolo, controlemos la realidad... por el contrario, hasta parece la relación opuesta: las ideas nos manejan, nos utilizan como meros transmisores en una lucha de ellas entre sí por la supremacía.
Porque si se observa atentamente, estas ideas se oponen entre sí, entonces ellas luchan por expandirse a costa de sus opuestos. El orden quiere ordenar todo, el caos quiere desordenar todo... y nosotros en el medio, nos "afiliamos" al orden o al caos, y estamos dispuestos a dar la vida por ellos... ésta es la patética realidad de la humanidad hasta no hace mucho tiempo y aún hoy, todavía... e iré más lejos: si es que existen los semidioses y los demonios, ellos están en el mismo juego, sólo que con "juguetes" de alta tecnología, tales como rayos y armas divinas...

En otras palabras, hemos creado un mundo que ahora es nuestro Amo. Nos hemos sometido a esclavitud a nosotros mismos... eso, queridos lectores, es la verdadera perfección y sentido de la "ilusión".

La Verdad en una sola palabra

Todas las verdades, la mismísima Verdad Absoluta, todo puede ser dicho en una sola palabra: "Amor". Pero hace falta un largo camino para llegar a eso...

sábado, 23 de octubre de 2010

El universo holográfico. La ilusión. Nosotros

Mucho se está hablando por estos días de la realidad como una proyección holográfica de nuestras mentes. Esta idea es buena, adecuada al momento, pero inexacta.
Por otro lado conocemos ya desde la película "Matrix" la idea de una fuerza superior que nos mantiene ilusionados, atrapados en el universo holográfico, vaya a saberse con qué propósito.
¿Cuál es la realidad? ¿Qué papel jugamos nosotros?

Como explicamos en la entrada anterior, tenemos básicamente tres poderes: desear, pensar y sentir. Todo empieza por nuestros deseos. A partir de ellos, con nuestro pensamiento elaboramos ideas. Estas ideas de un modo u otro terminan materializándose (ya explicaremos esto a su debido tiempo). Finalmente, al relacionarnos con el mundo exterior "sentimos" experiencias más o menos placenteras. Y ése es nuestro verdadero objetivo. En el fondo somos todos hedonistas. Incluso el estoico, es simplemente alguien que ha quedado atrapado en un rincón del laberinto holográfico. Al verse sin salida, decide "soportar" lo que venga, pero en su interior el deseo es de disfrutar.

Es por eso que los grandes maestros orientales nos advierten contra el "disfrute de los sentidos", no por el disfrute en sí, sino por pretender hacerlo de manera "separada". En otras palabras, "egoísta". Hoy en día abundan esas falsas filosofías o religiones que nos dicen que simplemente debemos desear intensamente y que el universo nos dará todo lo que queramos. Eso no es así: el deseo conjunto de "la entidad viviente" total es más importante y más poderoso que el deseo de una entidad viviente particular. En la medida que nuestro deseo armonice con el deseo total, entonces se cumplirá, en esa medida.

El problema para nosotros es que no hemos aprendido cómo armonizar nuestro campo total de deseos. El modo de hacerlo es muy sencillo: tan sólo hay que encontrar nuestro "centro". Ésta es una tarea totalmente individual. Cada quien debe buscar hasta encontrar su centro. Encontrar el centro significa reconocer a una persona a quien escucharé. Porque todo comienza por ahí: escuchar. Escuchar significa abandonar la postura orgullosa de "yo ya lo sé" y "yo puedo hacerlo solo"...

Los científicos están descubriendo la naturaleza holográfica del universo, pero además, están haciéndolo porque quieren controlar el universo. Ellos aún están en plan de lucha: lucha contra la naturaleza misma. Pero no es ésa la actitud que necesitamos ahora, sino otra: debemos abandonar la infantil idea de independencia. Somos todos interdependientes, los unos de los otros. Yo no puedo satisfacer mis deseos de disfrute de manera individual, siempre necesito de otros. Incluso la perspectiva de "voy a satisfacerme" es incorrecta, porque es egoísta. Es por eso que en una entrada del año 2008 escribí:

"Verdadera felicidad significa saber disfrutar de la felicidad del otro".

No soy YO, somos NOSOTROS.

viernes, 22 de octubre de 2010

El misterio de la libertad parcialmente develado

Mucho tiempo se ha debatido acerca del "libre albedrío". Normalmente se lo adjudica a la "voluntad". Sin embargo, se puede hablar de libertad de pensamiento, de libertad de acción, e incluso de libertad de amar. Nótese que estoy nombrando los tres aspectos o ámbitos de nuestra vida: conocimiento, amor y acción (poder).

La libertad es, en primer lugar, un misterio. En ningún lugar hasta hoy encontrarán una definición adecuada de qué es ser libre o una prueba de si somos libres o no. Más bien existen numerosas pruebas en contrario. Sabemos ya a esta altura de nuestra evolución que tenemos fuertes trabas tanto externas como interiores. Externas como el dinero, las acciones políticas de nuestros gobernantes, las contra-acciones de los medios de comunicación, etc. Internas, como nuestros complejos inconscientes, el tipo de educación recibida, incluso lisa y llanamente nuestros instintos jugando muchas veces en contra de nuestra voluntad, arrastrándonos a acciones de las cuales luego nos arrepentimos. Aún así muchos filósofos han proclamado la libertad humana como absoluta...

No pretendo por lo tanto agotar el tema, pero sí traer un poco de luz al mismo. Para ello me valgo de lo que a mí me parece, y mi primer acto de libertad es esta proclamación: que cada uno de nosotros se vale de lo que a él mismo le parece más apropiado, y que no necesariamente deben todos coincidir en que tales fundamentos son absolutamente definitorios. Por eso he dicho simplemente "apropiados" o en otras palabras "útiles". En otra entrada, a su debido tiempo, explicaré cuáles son mis fundamentos y por qué.

Pasemos al tema en cuestión. Lo primero que podemos entender acerca de la libertad, es que no es un estado absoluto tipo blanco-negro, sino que existen grados de libertad. No es lo mismo una persona tironeada, arrastrada por sus sentidos, una persona que domina sus sentidos pero que no puede parar el constante discurrir de su mente, una persona que ha dominado incluso su mente y capta el conocimiento al instante como si tuviera una "conexión wi-fi" con la "central de conocimiento universal". Estoy hablando de conocimiento en este caso; lo mismo podríamos decir de la acción: una persona que tiene que estar pensando cada movimiento no es lo mismo que un experto que domina su cuerpo al punto de la respuesta adaptativa instantánea sin pensamientos. El terreno del amor es aún más resbaloso...
Así que estos grados de libertad se corresponden con otros dos elementos: la conciencia y la responsabilidad. A mayor grado de conciencia, mayor libertad. A mayor libertad, mayor responsabilidad. También podría decirse al revés, comenzando por la responsabilidad, pues son elementos interdependientes, no existe uno sin el otro.

Sin embargo, el conocimiento sucede primero. Esta es una máxima fundamental. Por ello Jesús -por ejemplo- dijo "la verdad os hará libres". La diferencia entre un animal -el grado de evolución inmediatamente anterior- y un ser humano -que le sigue- estriba en estos tres aspectos: mayor conciencia-libertad-responsabilidad, mayor inteligencia-sabiduría-astucia y la capacidad de amar (nuevamente, el amor es demasiado complejo para explicarlo adecuadamente en pocas palabras). Y es el conocimiento, el uso de la inteligencia, lo que permite al ser humano liberarse de las garras del engaño que significa la vida prehumana. Esto es fácilmente comprensible: tan sólo al observar la vida animal, uno comprende cómo NO queremos vivir.

Muchos defienden la vida animal como menos aborrecible que la humana. Hacen esto porque observan lo mal que actúan algunos humanos (hoy en día, la mayoría) y lo bien que actúan algunos animales. Es una observación selectiva. Uno podría decir "cuán pacíficas las palomas", pero si uno observa cómo defienden su territorio o pelean por una pareja, llevadas por la lujuria, se acabó la visión pacífica. Para qué vamos a hablar de los depredadores, para qué de la constante zozobra a la cual están sometidas las especies no depredadoras. Incluso la vida de una planta, puede ser tan bella, pero sinceramente, ¿a qué humano le gustaría ser una planta?...
Es positivo en esta observación selectiva poder comprender que muchas personas "con cuerpos humanos" actúan efectivamente como animales, esto es, arrastrados por sus sentidos y emociones, sin control sobre ellos. Entonces por fin comprendemos de qué manera no somos libres si estamos en este tipo de existencia pre-humana aún teniendo un cuerpo humano. El segundo escalón es cuando ya no nos arrastran tanto los sentidos, pero nos hemos convertido en "rumiantes mentales" que no podemos resistir las constantes insinuaciones de nuestra mente a cometer pequeños o grandes actos "malvados" a un nivel más sofisticado que la simple condescendencia sensorial. Notamos otros fenómenos mentales, tales como ideas batallando por la supremacía en nuestra mente, que nos desconcentran y desvían constantemente nuestra atención... En fin, hay una miríada de fenómenos de este tipo "mental". Esto es lo que se llama "la mente" y es un elemento sutil de nuestros cuerpos. Hay quienes prefieren pensar que es una mera emanación de nuestro cerebro... como sea, ahí está para hacernos la vida insoportable... hasta que descubramos qué hacer con ella...
De cualquier manera este problema no es fácil de resolver, "dominar la mente es más difícil que tratar de detener el viento con las manos", pero existen técnicas -técnicas de meditación- que nos ayudan a ello.

Finalmente, el estado de conciencia donde se ha dominado la mente y los sentidos, ése es el verdadero estado de conciencia humano, y significa que se ha alcanzado verdadera libertad.

Sin verdadera libertad, cualquier decisión que tomemos es inútil. ¿Cómo podríamos tomar decisiones útiles si ni siquiera somos libres? Es por ello que debe comprenderse que, a fin de que la sociedad funcione y no se desintegre, otros toman las decisiones importantes por nosotros, cuando aún no estamos listos para tomar nuestras propias decisiones.
Si observamos el modo como funciona una familia, comprenderemos esto al instante: el niño no está preparado para tomar decisiones importantes por sí mismo, y es por ello que sus padres lo hacen por él, así le guste o no le guste. La humanidad de este planeta ha sido hasta ahora como un niño, y otros han tomado decisiones por nosotros. Incluso los que pensaban que tomaban las decisiones "en las sombras", deben saber que no es así. Tal como se declara en el Bhagavad-Gita (3,27):

"La persona que está confundida por la influencia del ego falso, se cree la autora de actividades que en realidad son ejecutadas por las tres modalidades de la energía material"

Incluso en la vida de vigilia, las acciones no son ejecutadas por nosotros, sino por nuestros cuerpos, (cuando estamos confundidos por la influencia del ego falso). Para comprender mejor esto, primero debe uno situarse en otro lugar que en su cuerpo. Creer ser el propio "cuerpo material" es llamado "ego falso"... Una lectura completa del Bhagavad-Gita nos ayuda a comprender todo esto...
Básicamente, nuestro margen de libertad ha estado por mucho tiempo reducido a desear, creer y sentir. En base a estos tres aspectos de nuestra acción, Maya o la ilusión (o la Matrix) ha creado por y para nosotros el mundo en el cual hemos existido por tanto tiempo. A medida que ganamos conciencia, ganamos libertad y por lo tanto, cada vez más nosotros seremos los artífices de nuestra propia realidad. ¿Cómo se hace esto? Los diversos maestros de todas las escuelas filosóficas, de todas las religiones y de todas las prácticas ya-no-más-esotéricas están enseñando en este preciso momento a todas las personas del mundo a controlar sus mentes y sus cuerpos y -una vez que logran esto- les enseñan, ellos mismos u otros maestros, cómo crear la nueva realidad en la cual estamos destinados a alcanzar finalmente nuestros sueños.

Ahora debo hablar de la responsabilidad. Ya he dicho que es una compañera fundamental de la libertad: hacernos mayores y adquirir mayor conocimiento implica que de ahora en más, cada quien debe responsablizarse por sus actos o en otras palabras, dejar de "echar culpas" a otros por lo que le sucede. Comprender la ley del karma o ley de acción-reacción es fundamental. Esta ley es verdaderamente la única ley real y universal-absoluta que existe. Toda otra ley es una mera ilusión, una mera convención a la cual estuvimos sometidos por tanto tiempo debido a nuestra inmadurez. Con el paso del tiempo y a medida que nos hacemos responsables, dichas leyes comienzan a ser abolidas en planos cada vez mayores de la existencia.

La ley de acción y reacción es real y absoluta. Todos deberían comprenderla y aceptar su existencia, si es que queremos una sociedad donde todos estén incluidos. Aceptarla implica aceptar que todo lo que me sucede en la vida, yo mismo lo he generado, y no hay nadie más que yo que sea responsable por ello. Algunas veces se expone esta ley como ley de atracción, no es sino una versión de lo mismo, pero la forma como se expone la ley de atracción tiene un matiz engañoso, que diluye la responsabilidad con una promesa de omnipotencia que no se cumple en la práctica.

A veces no es posible rastrear en el pasado inmediato las causas, entonces existe otro concepto que es par y gemelo de la ley del karma, y se llama reencarnación. Éste es un punto álgido de la explicación. No ahondaré aquí acerca de él, pues se haría demasiado extenso. Aún sin creer en la reencarnación, la eternidad del alma frente a la caducidad del cuerpo material, es posible hoy en día observar perfectamente el imperio de la ley de acción y reacción en cada aspecto de nuestras vidas...

Finalmente, quiero insistir en que por favor, dejen sus comentarios. No me agradan los monólogos, mucho menos los míos. Yo también tengo sentimientos y necesito saber si alguien pasa por aquí, por favor deje un "recuerdo". Y si puede corregirme en algo o agregar nuevos elementos, nos habremos enriquecido todos juntos.

lunes, 18 de octubre de 2010

El 3 de la Nueva Ética: El Conocimiento Verdadero, el Amor Sincero y la Acción Correcta

Del conocimiento se predica que es verdadero o falso, del amor se predica que es sincero o deshonesto y de la acción se predica que es correcta o incorrecta.

El falso conocimiento es ignorancia y lleva a ese enredo o estado de existencia en el cual nos encontrábamos hasta hace poco y que suele llamarse "ilusión" o "egoísmo" o "existencia material". El amor deshonesto lleva a ese enredo material y la acción incorrecta lleva a ese enredo o laberinto material. Este enredo material es Ignorancia, Deshonestidad y Errores y por lo tanto es sufrimiento o Falsa Felicidad.

La falsa felicidad consiste en creer que uno es feliz cuando no lo es. Esto se debe a un mecanismo psicológico por el cual tendemos a recordar los momentos felices y a olvidar o reprimir los momentos de sufrimiento (es natural que así sea). Cuando a uno le preguntan si es feliz, a menos que esté sufriendo en ese preciso momento, normalmente uno responde "soy feliz". Esta respuesta también tiene que ver con el orgullo: la mayor parte de la gente responde así porque no quiere admitir que a veces es infeliz, porque eso implica que ellos han cometido errores que a veces los han llevado a esa situación de infelicidad.

Alcanzar Verdad en los pensamientos y palabras, Honestidad en las relaciones y Acierto en las acciones significa Verdadera Felicidad.

¿Quién no desea conocer la verdad, es decir no ser engañado? Nótese que no pregunto quién desea engañar a otros, sino quién desea ser engañado por los otros...
¿Quién no desea que otros lo amen con sinceridad? Y no hablo de ser deshonesto con los demás...
¿Quién no desea acertar o ser exitoso en todas sus acciones? No me refiero a ser acertado por otro...

La mera posibilidad de ser engañado, traicionado o vencido, es odiosa, a nadie le gusta. Todos queremos conocer la verdad, sin caer en ilusión o engaño, amar y ser amado con sinceridad y sin traición y actuar con acierto y sin errores.

Si tú no estás de acuerdo, ¡házmelo saber! ¡Deja un comentario!
Si estás de acuerdo, ¡házmelo saber! ¡Deja un comentario!

Te agradezco por anticipado.

Nueva Ética

Cuando uno es niño, tiene un tipo de ética basado en una división binaria, compuesta de lo "bueno" y lo "malo". Este tipo de categorías de opuestos nos ha sido útil por largo tiempo.
Ya hemos crecido y ahora debemos encarar el desafío de ponernos de acuerdo acerca de un nuevo tipo de ética. "Ética" es lo mismo que "moral" o "valores". Yo no uso más la palabra "moral" porque tiene connotaciones religiosas que muchos rechazan inconscientemente, por eso propongo unificar con el término "ética" o si se quiere, hablar de "valores".

En el mito fundacional de la Biblia, el Génesis, se explica que "comer del árbol de la ciencia del Bien y del Mal" fue el primer error (nuevamente, evito la palabra "pecado"). Todos los demás errores siguieron a éste: pretender determinar por nosotros mismos lo que es "bueno" y lo que es "malo". ¿Pero qué es bueno y qué es malo? ¿por qué hablar de esto?

Básicamente, para la mayoría de las personas hoy en día, lo "bueno" es lo que me gusta y lo "malo" es lo que no me gusta. Este blog no es un blog "democrático": no me intersa lo que diga la "mayoría" ni baso mi ciencia en estadísticas. Lo que estoy diciendo es que en realidad, para todos nosotros, es mejor considerar lo bueno y lo malo como subjetivos, como "lo que me gusta" y "lo que no me gusta". Ahora bien, a este aspecto que llamo "subjetivo" o relativo, hay que contraponer otro "objetivo" o no-relativo, sino absoluto. Yo lo llamo el par "correcto" - "incorrecto".

Existen ciertas relaciones entre lo subjetivo y lo objetivo: cuando uno hace lo incorrecto, siempre obtiene lo que no le gusta. Sin embargo no hay simetría: cuando uno hace lo correcto, no siempre obtiene lo que le gusta, ya que el "castigo" (desde un punto de vista jurídico o legal) es inmediatamente necesaria, pero la "recompensa" no. La realidad legal de nuestros sistemas jurídicos parece decir todo lo contrario, pero yo estoy considerando la realidad de una Justicia en la cual los sistemas jurídicos humanos son sólo una parte... Este tema da para largo. Sólo diré que se relaciona con el concepto oriental del "karma" o "ley de acción y reacción", sobre lo cual existe mucho conocimiento dando vuelta a esta altura. ¡Vayan y consíganlo!...

En cambio, me gustaría dirigirme en otra dirección. Debemos comprender qué es correcto e incorrecto. Estos términos se refieren a la acción. Tenemos dos modos de acercarnos a ellos:

1) El primer modo es por autoridad: esto significa que tomamos una persona como nuestro guía personal. Esta persona puede ser como yo, pero más avanzado: a ésta se le llama un "maestro". También puede ser la "persona absoluta": a ésta se le llama "Dios". En esta vía se hallan los diversos caminos religiosos y pseudo-religiosos y no ahondaré sobre ellos.

2) El segundo modo es ampliar nuestra comprensión para poder avanzar sin una autoridad que no seamos nosotros mismos. En este sentido, propongo una Ética basada en la auto-comprensión y auto-conocimiento - un poco al estilo de Sócrates.

Verdadera ética no significa que hago cualquier cosa, significa que hago lo que corresponde, lo correcto; no por obediencia, sino porque conozco lo que llamaré: El Conocimiento Verdadero, el Amor Sincero y la Acción Correcta. Sobre ello escribiré en mi próxima entrada...

Cómo sigue la propuesta

Si no leyeron la entrada que está abajo, por favor háganlo ahora antes de seguir.



--------------------------------------------------------------------------





He propuesto tomar un líder transitorio. Pues bien, me propongo como líder, no para el mundo (no soy tan estúpido como para pensar tal cosa), simplemente me propongo como líder para ti, que estás leyendo esto.

Como líder, lo primero que te propongo es que escribas algunos comentarios a mis entradas. Un buen líder, según yo lo entiendo, no es un monólogo o un dictador. No quiero liderar a personas que renuncian a su propia individualidad e iniciativa para seguir órdenes. Si lees otras entradas de mi blog comprenderás qué es lo que yo promuevo.

Otro punto esencial es que visites los blogs a los cuales linkeo. Yo los considero sumamente importantes para una revolución mundial de nuestra conciencia colectiva y Una. Repetir lo que ellos están haciendo es ridículo. Ya lo han hecho ellos. Así que ahora por favor explóralos. En cierto modo, ellos son como extensiones de mi blog, del mismo modo como mi blog es una extensión de cada uno de ellos. Tú también eres una extensión de cada uno de nosotros y nosotros de ti. Así que ahora conócenos mejor, pues así te estarás conociendo a ti mismo, y no cualquier parte de ti mismo, sino esa parte de ti que está revolucionando tu propio mundo.

Ahora ve y explora. Y regresa regularmente, porque tendré más entradas y más vínculos para ti. Ésa es mi propuesta, no mis órdenes. Finalmente te digo: Haz lo que tu corazón te indique, no lo que yo te digo...

Entonces, si te agrada todo esto, por favor, ¡dímelo! Si vas a tomarme como líder, ¡dímelo! Si otra cosa, ¡dímela! Y recuerda, tú puedes cambiar de líder cuando quieras, simplemente si me tomas como líder, verás cuán pronto nuestro mundo cambiará para mejor. Sí: para mejor, porque tú lograrás cada vez más lo que deseas y cada vez te sucederá menos lo que no deseas ¿Acaso no es esto lo que deseas?.......... Yo conozco perfectamente lo que todos y cada uno desean y lo resumo así:

Lo que todos desean es lograr siempre lo que desean y que nunca suceda lo que no desean.

En la siguiente entrada explicaré los tres aspectos de lo que todos deseamos y por qué eso es así...

Retomando con una propuesta

Bueno, había abandonado el blog. Pasé mucho tiempo haciendo cosas en la "vida real" y recientemente abrí mi canal de youtube "Nexo Central Sur de America", bajo el usuario 0NobodyNonameetc 0NadaNadieetc. Allí linkeo lo que me parece interesante y sobre todo, útil para la revolución de conciencia que este mundo está experimentando.
Me llamaba Tattva das, o "servidor de la Verdad". Mi nuevo nombre es "servidor de Nadie".

Así que comenzaré por explicar un poco quién es Nadie y quiénes son sus relativos.

Mi primera afirmación el día de hoy es esta: "Todos somos relativos" y también "Todo es relativo"... pero a ver si se entiende correctamente... no quiero decir que como todo es relativo, no se puede hablar de nada... lo que digo es que todos somos relativos: "todos tenemos relaciones y por esas relaciones vivimos". En última instancia, lo que nos mantiene vivos es esa red de relaciones que son las diferentes formas del llamado "amor".

¿Quién es Nadie? Bien. Nadie es la persona de quien nada se puede decir. Efectivamente, de Él sólo se puede decir lo que no es, y no lo que es; quién no es y no quién es.

Su relativo inmediato es "Nada". Nada es "lo que", significa que es "impersonal". Nadie es "el/la que", o sea que es personal.

Otro relativo suyo es Todo/Todos. El conjunto infinito de todas las cosas/personas es relativo del conjunto infinitamente nulo de ninguna cosa/persona.

Finalmente, el tercer relativo es Cualquiera o quizás Algún/o/a... en otras palabras el Uno. Uno soy yo, por ejemplo; uno eres Tú y también Él. Pero también se puede decir del Todo/s que es Uno, incluso de un conjunto parcial dentro del Todo se puede decir que es Uno, siempre que haya un criterio de Unidad. Por ejemplo: "unidad de criterio" o "unidad de deseo" o "unidad de intención" o "unidad de ideología".

Así que el movimiento que yo observo en este mundo en el que hoy estoy viviendo es hacia esa Unidad. Pero ¡ojo! Unidad no significa la anulación de la diversidad. Por otro lado, sólo puede haber unidad si hay un deseo común, un criterio común y la comunión de los poderes...

¿Cómo es que no se anula la diversidad entonces? Bien, el secreto es comprender que el "cuadro" que estamos pintando es un cuadro estático. Ésa es sólo una parte de la realidad, y se llama lo que está en el "espacio". La otra parte de la realidad se llama lo que se desenvuelve en el "tiempo". Entonces la unidad se produce cuando todos "armonizan" su deseo, criterio y poder bajo un líder común. Pero ese liderazgo se mantiene mientras nos sea útil. En cuanto deje de sernos útil, simplemente cambiamos de líder y por lo tanto de dirección.

Finalmente debemos comprender que esta propuesta mía de unidad llega hasta ciertos entornos o lugares y durante cierto tiempo. Cada quien puede aceptar o rechazar esta propuesta, puede aceptarla parcialmente y puede expandirla y mejorarla. El grado de influencia de la misma será lo que nos llevará hacia la unidad de la que hablo. Si no es aceptada, no habrá unidad, seguiremos navegando cada quien para su lado... Si la aceptas tú, que estás leyendo esto, habrás colaborado con un granito de arena a crear la Unidad que deseamos y que deseas.

Entonces Uno seremos Todos y Todo.